Egipto es un destino fascinante, con una larga historia y paisajes marcados por el imponente río Nilo y por el vasto desierto que se extiende hasta el mar Rojo.

Mientras que las pirámides y los templos faraónicos de Egipto despiertan al explorador dentro de cada visitante, las playas, tanto en la costa del Mediterráneo, como en la costa del mar Rojo, son hoy la mayor atracción turística del país.

En esta lista, te sugerimos 10 lugares que vale la pena conocer en una visita a Egipto.

Pirámides de Giza

Ubicadas en las afueras de El Cairo, las pirámides de Giza son el símbolo de Egipto. Las pirámides fueron construidas a lo largo de tres generaciones de faraones: el rey Keops, su segundo hijo Kefrén y su nieto de Kefrén. La Gran Esfinge data del reinado de Kefrén. Se cree que las pirámides fueron construidas para albergar los restos de los faraones del Antiguo Egipto, y que su construcción involucró el movimiento de arrastre de grandes piedras hasta su colocación en el sitio.

Luxor

La actual ciudad de Luxor nació de las ruinas de Tebas, la antigua capital del Antiguo Egipto. Muchas veces descrita como “el mayor museo al aire libre del mundo”, Luxor cuenta con las ruinas de los templos de Karnak y Luxor en el corazón de la ciudad moderna y, del otro lado del río Nilo, las tumbas reales de los Valles de los Reyes y de las Reinas. Además de los monumentos, se destacan los paisajes del desierto y el río Nilo.

El Cairo

Ubicada al sur del delta del Nilo, la capital de Egipto, El Cairo, es la ciudad más grande de Medio Oriente/África. La puerta de entrada para una visita a las pirámides de Giza, El Cairo, es de todo, menos una ciudad tranquila: el tránsito es caótico y la contaminación intensa en algunos lugares. Sin embargo, por la puerta sur de Bab Zuwayla existe un Cairo islámico, lleno de mercados, que vale la pena descubrir. En el famoso Museo Egipcio, situado en la Plaza de Tahrir, vas a poder ver de cerca el tesoro del faraón Tutankamon, y diversos artefactos y momias del Antiguo Egipto.

Asuán

Ubicada al norte del lago Nasser, Asuán es la ciudad más meridional de Egipto, y el lugar donde el Nilo es más imponente. La ciudad es una buena base para visitar varios lugares de interés: la isla Elefantina, con las coloridas calles de las aldeas de los nubios, y los diversos templos – el templo de Filae en la isla de Agilkia, los templos de Ramsés II en Abu Simbel, los templos de Kom Ombo y Edfu, a medio camino entre Asuán y Luxor. La ciudad propiamente dicha es un lugar privilegiado para ver pasar la vida a lo largo del río Nilo.

Dahshur

Dahshur es una necrópolis situada en el desierto, a unos 40 km al sur de El Cairo, donde se encuentran cinco pirámides. Las dos pirámides más importantes de este complejo se encuentran entre las más antiguas (2613-2589 a. C.) y bien conservadas de Egipto. La primera mandada a construir por el rey Seneferu habrá sido la pirámide Romboidal, cuyo intento de dibujar aristas redondas reveló errores en los cálculos, lo que resultó en una inclinación a media altura. La Pirámide Roja habrá sido resultado del segundo intento, esta vez exitoso.

El desierto blanco

El desierto blanco es una excéntrica atracción natural en la proximidad de la depresión de Farafra. El color entre el blanco y el crema proviene de las impresionantes formaciones geológicas de tiza, moldeadas por la acción erosiva del viento. Este paisaje natural que más parece el escenario de una película de ciencia ficción es un buen contrapunto para quien viene de visitar los numerosos templos y las pirámides de Egipto.

Oasis de Siwa

Situado en la frontera oeste, Siwa es el más remoto de los oasis egipcios. Sus habitantes, pueblos bereberes procedentes del Magreb, se instalaron aquí antes de la ocupación árabe en el siglo VII, quedando culturalmente aislados del resto del país hasta finales del siglo XIX. La ciudad, rodeada por una amplia plantación de palmeras y olivos, está dominada por las ruinas de la antigua ciudadela de Shali.

Dahab

Dahab es un pueblo en la costa sureste de la península de Sinaí, ubicada a unos 80 km de Sharm el-Sheikh. Esta antigua aldea de pescadores beduinos fue descubierta por los hippies y turistas aventureros, que promovieron una especie de “complejo alternativo”, con todo más o menos sostenible. La combinación del mar Rojo y del desierto del Sinaí hace de Dahab un destino único e ideal para diversas actividades, como windsurf, buceo, alpinismo, y caminatas en el desierto con los beduinos.

Alejandría

Ubicada en la costa del Mediterráneo, Alejandría es la segunda ciudad más grande de Egipto, y el puerto más importante del país. Fundada en el año 331 a. C. por Alejandro el Grande, la ciudad se sitúa en el cruce entre dos mundos. Sin embargo, debido a las guerras constantes, muy poco de la antigua ciudad sobrevivió hasta nuestros días. Aún así, vale la pena una visita a las diversas atracciones, como la ciudadela de Qaitbay, el pilar de Pompeyo y el anfiteatro romano. No dejes de visitar el paseo marítimo de Corniche, ni de hacer compras en los shouks (zocos) de la ciudad.

Hurghada

Hurghada es una ciudad turística ubicada en las orillas del mar Rojo. La otrora villa de pescadores es hoy casi irreconocible, con más de 100 unidades hoteleras que hacen de Hurghada el destino turístico más visitado de Egipto. El lugar ofrece excelentes condiciones para el buceo, arrecifes y una rica vida marina.

¿Qué hacer en Egipto? Las 10 mejores Lugares Turisticos 2018
4.5 (90%) 4 votes

Comentarios

Personas han Comentado este articulo